Testigos del coche: ¿cuántos existen y qué nos indican?

Publicado por De camino en 5/11/21 9:00
De camino
Encuéntrame en:

testigos-del-coche

No queremos que nos pase nunca, pero alguna vez, irremediablemente, a lo largo de su vida útil se nos va a encender un testigo del coche. Una alerta de que algo no marcha como debería. Un temor para todos los conductores, aunque hay que saber identificar qué señales corren más prisa que otras, y qué nos está queriendo decir el sistema con sus señalizaciones luminosas. Vamos a conocerlas.

Cuando giramos la llave del contacto, o cuando pulsamos el botón de arranque, muchas luces se iluminan en el cuadro de instrumentos. Diversos testigos que, si todo va bien, deben apagarse a los pocos segundos. Sin embargo, es posible que alguno de ellos se quede fijo o que se encienda cuando ya hemos emprendido la marcha. Es entonces cuando tenemos que darnos cuenta de que algo no funciona bien.

¿QUÉ COLORES TIENEN LOS TESTIGOS DEL COCHE?

Para facilitar la identificación de las alertas, los fabricantes de automóviles emplean tres colores diferentes: verde, naranja y rojo. Como si de un semáforo se tratase, los diferentes colores nos permiten saber la gravedad del problema. Si un testigo del coche es de color verde no hay nada de qué preocuparse. Se emplea exclusivamente en elementos que cuando están en funcionamiento deben alertar al conductor de que están trabajando, como las luces.

El color naranja ya empieza a significar cierta alerta. El ESP, la presión de los neumáticos, el nivel de combustible, el ABS o los frenos emplean esta tonalidad para indicarnos que hay un problema leve. Se emplea el naranja para que el conductor se percate de que, si bien puede continuar la marcha, se debe proceder a una revisión porque hay una avería o algún elemento está cerca de tener un problema de mayor gravedad.

De ahí saltamos a la máxima alerta, al color rojo. Cuando un testigo del coche se enciende en rojo y permanece fijo es que el problema es serio. Tan serio que debemos acudir inmediatamente a un taller, porque de lo contrario podremos tener un fallo en la seguridad o un problema mucho mayor si continuamos la marcha. Se aplica a diferentes componentes como: frenos, freno de mano, aceite, fallo de motor, temperatura excesiva, alternador, airbag, cinturón de seguridad y más.

¿CÓMO RECONOCER CADA TESTIGO DEL COCHE? 

Esta es una de las dudas más recurrentes cuando se enciende un testigo, averiguar a qué corresponde y qué problemas pueden repercutirse. Para facilitar la lectura y comprensión, los fabricantes emplean siempre los mismos pictogramas. Señales claras que nos indican dónde está el fallo. Conozcamos los más habituales y los más delicados:

    • Presión o nivel de aceite: Una aceitera tradicional con una gota colgando. Siempre se identifica en color rojo.
    • Temperatura del líquido refrigerante: También destaca por su rojo, y en este caso viene representado por un termómetro sumergido en dos líneas con ondas.
    • Fallo en la batería o el alternador: Cosa seria, y por lo tanto se identifica en rojo. Un pictograma clásico de una batería con sus polos positivo y negativo.
    • Freno de mano o frenos: Se representa con un circulo con dos cuartos de círculo a cada lado. Puede ser que circulemos con el freno de mano activado, o por el contrario que el sistema de frenos tiene un fallo grave. En rojo.

tipos-de-testigos-del-coche

    • Airbag: Señal de peligro para la seguridad, y por lo tanto uno de los testigos del coche con color rojo. Indicado claramente mediante una bolsa delante de un pasajero.
    • Fallo motor: Este testigo puede deberse a varios motivos. Gracias a su color naranja nos advierte que algo está fallando en el ciclo del motor. Hay que acudir a un taller para no tener problemas más graves.
    • Presión de neumáticos: Claramente indicado por un neumático desinflado con un signo de exclamación central. Siempre en color naranja. Tanto si llevas más presión en los neumáticos, como menos.
    • Combustible: Posiblemente el testigo del coche que más habitualmente se enciende. Con un llamativo color naranja nos advierte que hemos entrado en la reserva del tanque. Si pasa a rojo significa que el carburante está a punto de agotarse.
    • Líquido limpiaparabrisas: También es muy habitual. Viene representado en naranja por un parabrisas con una línea punteada y dividida en dos en su parte superior.
    • Asistente de cambio de carril: Los coches más modernos cuentan con asistentes a la conducción que pueden ser desconectados. En caso de quitar el asistente de carril un testigo se encenderá en nuestro coche, naranja y representado por un coche invadiendo una línea continua.

Estos son los testigos del coche más importantes que hay, aunque no son los únicos. Lo importante es saber reconocer el grado de peligro o avería que nos están queriendo indicar. De verde a rojo, los pictogramas de nuestro cuadro de instrumentos están ahí para ahorrarnos quebraderos de cabeza y problemas más graves. Así que ya sabes, hazles caso.

Y por supuesto ante cualquier duda o problema que te surja en tu vehículo, no dudes en llevarlo a tu taller First Stop más cercano para que lo revisen. ¡Te esperamos! 

Nueva llamada a la acción

Temas: testigos del coche

De camino...

Al trabajo, al cole con los niños, a tus vacaciones… a donde sea, te acompañamos con los mejores trucos, consejos y recomendaciones para sacar el máximo partido a tu coche. Los contenidos de utilidad elaborados por expertos en motor y movilidad sobre:

  • Mantenimento
  • Seguridad
  • Comfort
  • Ahorro
  • Tecnología del automóvil
  • Normativa legal
  • Tendencias en movilidad
  • Disfrute de tu vehículo
CTA-Encuentar-taller-FST
CTA-Home_Guía-coche-eléctrico
CTA-home_guia-nuevas-restricciones-DGT

Suscríbete al blog

Últimos posts

Posts por temáticas

Ver todo