Evita averías gracias al mantenimiento preventivo

Publicado por De camino en 7/10/19 10:15
De camino
Encuéntrame en:

evita-averias-con-mantenimiento-preventivo

Cuando compramos un coche la intención que todos tenemos es que nos dure lo máximo posible. Para ello no solo tendremos que tener cuidado al conducir, sino que también tendremos que estar atentos ante ciertos aspectos del coche. A estos aspectos es a lo que se refiere el mantenimiento preventivo, una serie de cuidados de poco esfuerzo que nos ayudarán a alargar la vida útil de nuestro coche.

OJO A LA GASOLINA

Actualmente contamos con diversas opciones de carburantes en las gasolineras, y aunque no lo parezca ahorrar a la corta puede salir muy caro a la larga. Los carburantes premium, los más caros, cuentan con una serie de aditivos especialmente diseñados para alargar y cuidar los motores. A su vez estos combustibles resultan más limpios por lo que dejan menos impurezas reduciendo la probabilidad de causar averías en el circuito de inyección y combustión.

carburante

Los combustibles de bajo precio no son puros en su totalidad, y dentro de ciertos márgenes legales, las empresas de hidrocarburos reducen la cantidad de octanos y centanos para así abaratar el coste para el usuario. Estos productos secundarios, como ya se ha comentado, pueden provocar corrosiones y defectos en nuestros motores. Defectos que llegados a un punto crítico pueden causar el fin del motor y por lo tanto del coche. Por lo tanto conviene apostar siempre por los carburantes más eficientes, y en contra de la teoría popular repostar de vez en cuando gasolina o diésel bueno no sirve de nada.

REVISA EL ESTADO DE LA BATERÍA

La batería es el corazón eléctrico de nuestro coche. Sin su apoyo no podremos ni siquiera arrancar el coche, así que se convierte en uno de los puntos de mayor atención dentro de nuestro mantenimiento preventivo. La vida útil de una batería se sitúa entre los tres y los cinco años. Ese tiempo se podrá reducir si no tenemos especial atención a ciertos aspectos como la limpieza y estanqueidad de los bornes o ciertos hábitos a la hora de conducir.

Hay que revisar de forma periódica que la batería se encuentre en buen estado y limpia, sin presencia de óxido o impurezas que puedan provocar un rápido desgaste de la misma. De la misma forma conviene no abusar de los componentes eléctricos del coche hasta que éste no haya entrado en temperatura de servicio. De esta manera reduciremos el uso de la batería y por lo tanto alargaremos la vida de la misma. Una vez exprimido hasta el último de los amperios de la batería hay que tener mucho cuidado a la hora de sustituirla, ya que hacerlo de forma indebida puede acarrear graves problemas para el equipo eléctrico del coche lo que conlleva una reparación mucho más cara.

NEUMÁTICOS

Siempre lo decimos, los cuatro neumáticos son el único contacto que nos une con el suelo y por eso resultan tan importantes. Gran parte de los esfuerzos dedicados en el mantenimiento preventivo de nuestro coche debe ir centrados en las ruedas. Por ley un neumático no puede presentar un dibujo con una profundidad igual o menor a 1,6 milímetros, por debajo de esa cota se considera que el neumático ya no es apto para circulación y estamos obligados a cambiarlo para así no incurrir en problemas de seguridad.

neumaticos

Así mismo la presión de los neumáticos es esencial. Cada cierto tiempo tenemos que vigilar el estado, el dibujo, la apariencia y la presión de los neumáticos de nuestro coche. Tan malo es circular con un exceso como con defecto de presión. En ambos casos la estructura del neumático reduce su eficiencia, y no solo causará un peor control del coche, sino que también provocará una mayor degradación en el neumático.

LÍQUIDOS ESENCIALES

En nuestro coche hay muchos tipos de líquidos, pero solo un puñado de ellos son esenciales para él. Son estos los que debemos vigilar pues de agotarse alguno de ellos provocaríamos importantes daños en el coche. Líquido refrigerante y nivel de aceite son los dos más vitales. Los coches más modernos tienen chivatos y medidores electrónicos que nos avisan del estado de cada uno de estos componentes, sin embargo muchos no cuentan con esa ayuda por lo que seremos nosotros los encargados de vigilarlos.

liquidos-coche

El nivel de aceite se comprueba directamente desde la varilla específica, claramente reconocible por tener un color llamativo. Esta medición debemos hacerla en caliente, cuando la viscosidad del líquido sea el correcto. Por el contrario el nivel del líquido refrigerante debe medirse en frío. En ambos casos si no llegamos al límite mínimo tendremos que recargarlos debidamente y atendiendo siempre a las especificaciones del fabricante.

 

El mantenimiento preventivo apenas nos llevará tiempo y esfuerzo, pero puede marcar la diferencia entre una pequeña o gran avería. Con estos cuidados mantendremos nuestro coche siempre en perfectas condiciones, algo que agradecerá con una mayor vida útil. Así que ya sabes, cuida de tu coche para que así te dure más.

¿Quieres conocer más aspectos que debes vigilar en el mantenimiento preventivo de tu coche? ¡Descarga nuestra Guía sobre cómo alargar la vida útil de tu coche! Todo lo que necesitas saber a un clic de distancia ;)

CTA_Guia_Vida_Util_Coche

 

Temas: mantenimiento

De camino...

Al trabajo, al cole con los niños, a tus vacaciones… a donde sea, te acompañamos con los mejores trucos, consejos y recomendaciones para sacar el máximo partido a tu coche. Los contenidos de utilidad elaborados por expertos en motor y movilidad sobre:

  • Mantenimento
  • Seguridad
  • Comfort
  • Ahorro
  • Tecnología del automóvil
  • Normativa legal
  • Tendencias en movilidad
  • Disfrute de tu vehículo
guia-restricciones-dgt
Guía de Reconocimiento Visual de tu vehículo
guia-compra-neumaticos

Suscríbete al blog

Últimos posts