Estas canciones mejorarán tu conducción

Publicado por De camino en 28/05/19 13:25
De camino
Encuéntrame en:

canciones-que-mejoraran-tu-conduccion

 

Hay tantos colores como fragancias diferentes, y al igual que ellos, los gustos musicales son algo muy personal.

Se puede decir que a todo ser humano le gusta, por lo menos, un género musical y podrían gustarle otros similares. O también pueden gustarnos los extremos irreconciliables: ¿cuántos de los que nos estáis leyendo tenéis una pieza de ópera metida en un disco de heavy metal? ¿O una canción de los 80 en un disco de música actual? Sobre gustos no hay nada escrito, y todo se ha escrito a la vez.

¿QUÉ MÚSICA ELEGIR QUE NO INFLUYA EN MI CONDUCCIÓN?

Si nos queremos centrar en el aspecto de mejorar la conducción, eso pasa por una conducción más segura, más anticipativa y más económica. En otras palabras: ir del punto A al punto B con una concentración en lo que se está haciendo tal, que permita un viaje sin contratiempos, confortable y con el menor coste posible.

Los estados de ánimo condicionan mucho lo que queremos oír en algún momento. Si estamos muy animados buscaremos escuchar algo en consonancia, y si estamos decaídos querremos o alegrarnos o profundizar en ese estado. No es una idea demasiado buena mezclar ciertos sentimientos como la euforia o un amago de depresión mientras se conduce. En ese sentido, es mejor elegir música que sea rítmica, y con un término medio de velocidad (BPM). Los grandes éxitos no suelen fallar.

 

 

¿CANCIONES RÁPIDAS, LENTAS O CONSTANTES?

Una música muy rápida o estridente nos puede incitar a cometer más riesgos (mayor velocidad, maniobras menos medidas...), y por el contrario, una música demasiado relajante y zen puede contribuir a la somnolencia o el aburrimiento. Cuando uno está realmente cansado no se va a espabilar ni aunque escuche el mejor recopilatorio de Death Metal, Hardstyle, Trance Hardcore o pachanga Pop a todo volumen. Hay que elegir algo que vaya a nuestro ritmo. La música comercial en ese sentido suele acertar bastante por la producción técnica que hay detrás. Las radiofórmulas por FM son una buena forma de filtrar si no queremos complicarnos la vida con la tecnología.

La música debe ir a nuestro ritmo, a su vez compatible con nuestro estado de ánimo, pero sin llegar a excitarnos ni a ralentizarnos. Por otro lado, los momentos karaoke (cantar en voz alta) es preferible experimentarlos en situaciones donde el riesgo circulatorio sea bajo; evitémoslo en atascos, vías urbanas de un solo carril por sentido, cercanías de colegios y parques, etc. El conductor debe ir en todo momento concentrado y atento a los demás usuarios de la vía. Eso no quita que se pueda elegir aquello que nos da sentimientos positivos, pues la negatividad no ayuda mucho al volante.

Por ejemplo, “Sultans of Swing” de Dire Straits es una canción que puede gustar a mucha gente -es un clásico del rock-, tiene un tempo adecuado, no es monótona, no produce sentimientos exacerbados, puede evocar buenos tiempos, etc. Cada uno podrá encontrar muchos ejemplos que se ajusten más a sus gustos. Una sugerencia más moderna en este sentido podría ser “Get Lucky” de Daft Punk, suficientemente moderna para ser conocida y suficientemente veterana como para ser un futuro clásico.

 

 

Cuando se viaja acompañado es más complicado elegir, tiene que gustar a ser posible a la mayoría del pasaje o empezarán los conflictos musicales y las peticiones al conductor o copiloto para que pongan otra cosa. También será buena elección aquella que no implique una búsqueda constante de una pista concreta, es decir, que se pueda escuchar sin distraer al conductor haciendo las veces de pinchadiscos. Sobre las letras, si uno tiende a distraerse, mejor que estas sean ligeras para no ocupar recursos mentales. Cuidado con la música catalogada como épica, ciertas bandas sonoras, música de “salir”, baladas, chill out, R&B, temazos de la juventud… pueden tener efectos secundarios. Cuanto más ambiental y de “fácil escucha”, mejor.

EL VOLUMEN, MODERADO

Especialmente si se circula con las ventanillas bajadas, puede ser motivo de sanción en zona urbana. El nivel será excesivo en el momento en que el conductor pierda referencias externas como otros vehículos. Perder en la práctica uno de los sentidos al volante dista mucho de ser una práctica saludable, aunque la cosa es menos grave con el gusto y el olfato. La vista es lo más importante, y en segundo lugar lo es el oído. Comprensible es pues la prohibición de conducir con auriculares, salvo intercomunicadores homologados para moteros.

 

 

Por último, y no por ello menos importante, los ajustes de graves, medios y agudos, configuración de los altavoces, ecualización… mejor realizarlos con el vehículo detenido, pues puede acabar en una distracción fatal de consecuencias indeseables. Lo mismo puede decirse de la fuente de audio, debe estar lista antes de iniciar la marcha, o que se ocupe el copiloto de eso.

La lista de reproducción ideal para conducir no es universal, es algo muy de cada uno, pero sigue estas pautas y cuéntanos el resultado ;)

¿Quieres recibir nuestros contenidos en tu correo electrónico? Suscríbete y comienza el viaje de la forma más segura posible.

suscripcion-de-camino

Temas: musica

De camino...

Al trabajo, al cole con los niños, a tus vacaciones… a donde sea, te acompañamos con los mejores trucos, consejos y recomendaciones para sacar el máximo partido a tu coche. Los contenidos de utilidad elaborados por expertos en motor y movilidad sobre:

  • Mantenimento
  • Seguridad
  • Comfort
  • Ahorro
  • Tecnología del automóvil
  • Normativa legal
  • Tendencias en movilidad
  • Disfrute de tu vehículo
guia-restricciones-dgt
Guía de Reconocimiento Visual de tu vehículo
guia-compra-neumaticos

Suscríbete al blog

Últimos posts