¿CONDUCIR CON MÚSICA ROCK? VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Publicado por De camino en 1/03/19 9:06
De camino
Encuéntrame en:

conducir_con_musica_rock

Los estudios sobre los efectos de la música en el estado de ánimo de las personas son numerosos. Con frecuencia se habla de ellos en temas como la motivación en el deporte o la relajación en actividades de meditación, pero no debemos olvidar que también somos objeto de las reacciones que provoca una canción cuando vamos al volante.

Entre todos los géneros posibles, tal vez te hayas preguntado qué sucede cuando nos ponemos a conducir a ritmo de música rock. Descubrimos sus ventajas e inconvenientes.

CUESTIÓN DE RITMO

Lo cierto es que está demostrado que existe una clara relación entre las distracciones o la agresividad al conducir y la música que vamos escuchando. La ventaja de la música rock es que su ritmo e intensidad provocará que, en ningún caso, te quedes dormido ni alcances esos estados de ensimismamiento que sí puede producir la música clásica. Así que el sonido de unas buenas guitarras, bajos y batería te permitirá mantener los ojos bien abiertos y no relajarte demasiado al volante.

Como desventaja, nos encontramos con el hecho de que cualquier tema que provoque que el ritmo cardíaco aumente hasta superar las 80 pulsaciones por minuto contribuirá a que nos volvamos más agresivos al volante y tendamos a apretar el acelerador. Esto es así porque el ritmo cardíaco tiene una relación directa con el tempo musical, también denominado BPM (Beat Per Minute), que especifica la velocidad a la que los músicos deben interpretar un tema. Por ese motivo, es habitual que se indique al principio de las partituras.

musica_rock_en_el_coche

Cada estilo musical, de forma general, cuenta con un tempo que lo caracteriza. Esta es la principal desventaja de la música rock a la hora de conducir, ya que es un género en el que se suelen superar las 120 pulsaciones por minuto, y si hablamos de heavy metal nos iríamos a más de 140. Así que para tener una conducción sosegada y una mayor concentración, el rock and roll no suele ser lo más recomendable.

NIVEL DE DECIBELIOS DE LA MÚSICA ROCK

El volumen también influye sobre los hábitos de conducción. No descubrimos nada cuando reconocemos que existe el instinto natural de escuchar música rock con un elevado nivel de decibelios. Esto también incrementa el estrés o esa sensación de premura y rapidez que provoca que se conduzca de forma más abrupta y agresiva, con acelerones y frenazos bruscos.

Esta combinación de factores entre ritmo y volumen contribuye a que aquellos que escuchan rock al conducir suelan tener más accidentes de tráfico que quienes llevan puesta música pop, que no supera esas 80 pulsaciones por minuto. No obstante, tampoco es conveniente bajar de las 60, porque entonces se conseguiría el efecto contrario: una relajación tal que se puede tener un accidente o llevarse un buen susto por culpa de un despiste.

SELECCIÓN DE TEMAS

También se ha demostrado que escuchar música que nos desagrada provoca estrés y malestar, por lo que tampoco se trata de conducir al son de canciones que aborrecemos. Así que, si eres un apasionado de la música rock o del heavy metal, procura no seleccionar esos temas más enérgicos que te motivan y con los que te evades del mundo, y vigila que su intensidad no sea demasiado elevada para que tu ritmo cardíaco no se dispare.

Para los viajes largos en carreteras tranquilas o por la autopista, puedes recurrir a la música rock para no adormecerte al volante y disfrutar de tu música favorita, pero no será una buena opción si estás en pleno atasco en el centro de la ciudad, con estímulos de todo tipo a tu alrededor, conductores tocando la bocina de forma insistente y los gritos del de la fila de al lado.

diversión_con_musica_rock

Una buena opción es decantarte por las fabulosas baladas del género, no pasarte con el volumen y controlar la música que escuchas en esos instantes de tramos peligrosos en carretera o situaciones en las que se requiere una extrema atención al volante. Para que te hagas una idea, canciones originales como I Don’t Want Miss a Thing de Aerosmith tienen un tempo de 68 BPM, el mítico Stairway to Heaven de Led Zeppelin ronda los 60 y Tears in Heaven de Eric Clapton está en los 80 BPM. De manera que cualquier canción en esta línea se acompasa al latido del corazón en esa horquilla recomendada entre 60 y 80 pulsaciones por minuto.

En definitiva, en cuestión de música al volante, no debes olvidar que lo que más importa es la intensidad y el ritmo de cada tema. Al fin y al cabo, ir en el coche con la famosa Cabalgata de las Valquirias de Wagner, con su tempo vivace (168-172 BPM), por más música clásica que sea, te va a estresar y acelerar el pulso igual que si estuvieras escuchando música rock duro a todo volumen.

Conducir a ritmo de música rock, pop o lo que sea pero conducir al fin y al cabo. ¿Y qué mejor forma de disfrutar del viaje que acompañándonos en De Camino? ¡Suscríbete a nuestro blog y sé el primero en recibir nuestros contenidos. 

suscripcion-de-camino

Temas: musica, musica rock

De camino...

Al trabajo, al cole con los niños, a tus vacaciones… a donde sea, te acompañamos con los mejores trucos, consejos y recomendaciones para sacar el máximo partido a tu coche. Los Contenidos de utilidad elaborados por expertos en motor y movilidad sobre:

  • Mantenimento
  • Seguridad
  • Comfort
  • Ahorro
  • Tecnología del automóvil
  • Normativa legal
  • Tendencias en movilidad
  • Disfrute de tu vehículo
guia-restricciones-dgt
Guía de Reconocimiento Visual de tu vehículo
guia-compra-neumaticos

Suscríbete al blog

Últimos posts