¿Cómo calcular la equivalencia de los neumáticos?

Publicado por De camino en 22/05/20 9:00
De camino
Encuéntrame en:

calcular-equivalencia-neumaticos

Lo hemos dicho siempre, los neumáticos son parte fundamental en la seguridad de nuestro coche. Son el único punto de unión que tenemos con la carretera y por lo tanto debemos prestarles una atención especial. A la hora de cambiar las gomas de nuestro coche tenemos que tener en cuenta la equivalencia. Si no sabes de qué se trata no te preocupes, porque desde aquí te vamos a explicar todo, desde qué es hasta cómo calcular la equivalencia de los neumáticos de tu coche.

¿QUÉ ES LA EQUIVALENCIA DE NEUMÁTICOS?

Cuando compramos nuestro coche nuevo de fábrica llega con unas medidas de neumáticos concretas. Si echamos un vistazo al manual de usuario veremos que cada fabricante incluye una serie de condiciones y homologaciones sobre los neumáticos que se tienen que montar. La equivalencia de los neumáticos consiste en que a la hora de cambiar los neumáticos tengamos unas medidas y requisitos para así garantizar las prestaciones y la seguridad como si de las gomas originales se tratase.

Se trata de una solución óptima para abaratar los costes del cambio de neumáticos sin incurrir en problemas de legalidad o seguridad. Los neumáticos equivalentes vienen homologados por el fabricante, y por ello no debemos tener ningún miedo a la hora de pasar la ITV. Para calcular la equivalencia se aplica una fórmula que trabaja en función de diferentes variables que ahora vamos a explicar. Tampoco hay que tener miedo a esto porque como ya hemos dicho, todos los fabricantes incluyen una tabla específica en el libro de mantenimiento de nuestro coche.

¿CÓMO SE CALCULA LA EQUIVALENCIA DE LOS NEUMÁTICOS?

Se considera que un neumático es equivalente cuando sus medidas no difieren más menos un 3% de las medidas del neumático original. Tal y como contempla el BOE, esos son los límites máximos para que un coche pueda pasar la ITV con un neumático diferente al de fábrica. Es especialmente ventajoso para modelos con medidas extrañas o excepcionales, ya que podrán optar por otras medidas más comerciales y también más baratas. Veamos qué hay que tener en cuenta y qué requisitos hay que contemplar.

neumaticos-equivalencia
  • Ancho del neumático: La anchura del neumático equivalente no puede ser más de 3 centímetros superior o inferior al neumático original.
  • Diámetro: En este caso lo aplicamos a la llanta. Se trata del diámetro máximo, que debe tener una tolerancia de +- el 3% al neumático de fábrica. Esta es una tolerancia tan baja que no permite hacer cambios de llanta sin tener que volver a homologar, ya que los tamaños en ese caso son predefinidos.
  • Perfil: También lo conocemos como flanco. Es la porción de neumático que hay entre el borde interno y la banda de rodadura. En este caso no se permiten modificaciones, y la medida del neumático equivalente debe ser exactamente igual que el original.
  • Velocidad: Esta medida nos permite saber la velocidad máxima a la que puede circular nuestro coche con los neumáticos sometidos a carga y presión adecuadas. Los neumáticos equivalentes deben mostrar un dato de velocidad igual o superior a los originales, nunca inferior.
  • Índice de carga: Se trata de una medida que evalúa la capacidad máxima de carga que un neumático es capaz de soportar circulando a una determinada velocidad. El índice de carga debe ser igual o superior al original, y nunca debe estar por debajo.
  • Sentido de giro: En este apartado tampoco tenemos mucho margen de maniobra. Cada neumático tiene fijado un sentido de giro, y tanto los neumáticos originales como los equivalentes deben coincidir en ello. La única excepción son los neumáticos de giro libre, que siempre debe ir en los ejes portadores, nunca en los ejes motrices o direccionales.

Para saber si un neumático es equivalente al original no hace falta aplicar ninguna fórmula matemática, tan solo hay que tener en consideración estas premisas. Si seguimos al pie de la letra cada uno de los apartados no tendremos problemas a la hora de pasar por la ITV. Tampoco pondremos en riesgo la integridad o la seguridad de nuestros neumáticos.

Es muy importante tener en cuenta que está prohibido el cambio en las dimensiones de los neumáticos cuando implique riesgos de interferencia con otras partes del vehículo. Así mismo, podemos poner neumáticos no equivalentes en nuestro coche, pero nos veremos obligados a tener que homologarlos y legalizarlos para que aparezcan en una nueva ficha técnica del vehículo.

Ya sea a mano o con alguna de las calculadoras que encuentres en Internet, un neumático equivalente debe cumplir con las medidas de seguridad fijadas por el organismo competente. Dichas normas están para garantizar la integridad y la seguridad de los neumáticos de nuestro coche. Elemento al que debemos prestar atención en todo momento, cumpliendo además con los consejos habituales de mantenimiento y revisión.

 

Si quieres saber cómo aumentar la vida útil de tu coche haz clic aquí abajo y descárgate nuestra guía completa. ¡Te esperamos!

CTA_Guia_Vida_Util_Coche

Temas: neumaticos, equivalencia de neumaticos

De camino...

Al trabajo, al cole con los niños, a tus vacaciones… a donde sea, te acompañamos con los mejores trucos, consejos y recomendaciones para sacar el máximo partido a tu coche. Los contenidos de utilidad elaborados por expertos en motor y movilidad sobre:

  • Mantenimento
  • Seguridad
  • Comfort
  • Ahorro
  • Tecnología del automóvil
  • Normativa legal
  • Tendencias en movilidad
  • Disfrute de tu vehículo
guia-restricciones-dgt
Guía de Reconocimiento Visual de tu vehículo
guia-compra-neumaticos

Suscríbete al blog

Últimos posts

Posts por temáticas

Ver todo