Coches descapotables: ¿la mejor opción para el verano?

Publicado por De camino en 25/06/20 10:00
De camino
Encuéntrame en:

coches-descapotables-verano

Solemos asociar la llegada del buen tiempo con los coches descapotables. Son el emblema más claro de la libertad que puede suponer el conducir. Quitarle el techo significa mucho más que un simple movimiento mecánico, permite la posibilidad de experimentar y disfrutar un viaje de una forma muy diferente. En este caso sí que no importa el destino, solo el trayecto que hagamos.

Los coches descapotables como tal son tan viejos como el propio automóvil. En los albores del mundo del motor muchos vehículos carecían, de forma parcial o total, de un techo con el que cubrir el habitáculo. A veces ni siquiera podía considerarse como tal ya que eran meras lonas o carpas con las que guarecerse de las inclemencias del tiempo. Pero con el paso del tiempo el proceso de cerrar un coche mejoró, y con ello el proceso inverso de descubrirlo.

Un vehículo convertible es aquél que tiene la capacidad de cerrarse y descubrirse gracias a la presencia de una capota, ya sea de tela o metálica. Es decir, que gracias a un techo plegable y retráctil puede disponer de un habitáculo abierto o cerrado. Este tipo de vehículos tardó más tiempo en aparecer, y en realidad el primero de ellos nació en el año 1934. El Peugeot 401 fue el primer coche convertible de la historia.

En cierto modo, la tecnología y el sistema de hoy tiene el mismo patrón. Un techo móvil que se recoge de forma total o parcial en un habitáculo específico para él. Con el paso de los años y las mejoras constantes, hoy en día podemos atender a diferentes tipos de coches descapotables o el tipo de capotas que pueden llevar. Los hay en todos los formatos y tamaños posibles. En función de cómo quede descubierto el habitáculo podemos hablar de un tipo diferente a otro. Estos son los modelos más comunes.

tipos-coche-descapotable

COCHES DESCAPOTABLES, ¿QUÉ TIPOS HAY?

    • Descapotables de techo rígido: Como su propio nombre indica son vehículos que, a pesar de disponer de un techo duro, tienen la capacidad de retirar la totalidad de este para dejar un habitáculo abierto. Su principal ventaja es la durabilidad. El inconveniente principal es que el plegado ocupa mucho más espacio, por lo que suelen presentar menor capacidad de maletero.
     
    • Descapotables de lona: Como tal no tienen porqué tener un techo de lona. En realidad, este término se aplica a todos los descapotables que no presentan un techo duro. La ventaja que tienen es que el plegado es más barato, sencillo y ocupa menos. El inconveniente principal es la durabilidad.
  •  
    • Descapotables targa: La marca Porsche fue la pionera en la creación de este tipo de coches descapotables. Mientras que los casos anteriores plegaban por completo el techo, en este caso solo se descubre una parte del habitáculo. De esta forma se puede circular completamente descapotado, pero sin llegar a presentar los inconvenientes de molestias y ruidos que siempre acompañan a circular con el techo quitado.
  •  
    • Descapotables Spider/Roadster: Son la quinta esencia del descapotable puro. Su formato es el más clásico y aspiracional de todos. Son descapotables al uso con techo duro o de lona, pero la particularidad viene en que su habitáculo está reservado exclusivamente para dos ocupantes. Ambas denominaciones sirven para este tipo de vehículos, pero el término Spider es el preferido por las marcas italianas.
  •  
    • Barquetas: En este caso prescindimos de toda lógica. Los descapotables tipo barqueta se desprenden completamente del techo. Ni siquiera tienen un mecanismo que haga aparecer o desaparecer el techo, directamente prescinde de él. El inconveniente lógico que aparece es la falta de comodidad que supone no tener techo. La ventaja principal es un aumento de prestaciones al no tener que cargar con el pesado mecanismo de plegado.
  •  
    • Descapotables Hard-Top: Aunque a veces, equivocadamente, podemos denominar a un descapotable de techo duro como un hard-top, la realidad es que esta denominación se emplea principalmente para descapotables que tienen un techo duro integral que no se puede almacenar dentro del coche. Cuenta con la ventaja del ahorro de peso del mecanismo de la capota, pero su inconveniente es que nos exige mucha previsión meteorológica.

coche-descapotable-verano

Con la llegada del buen tiempo empiezan a aflorar los coches descapotables, pero gracias a la introducción de nuevas tecnologías de confort, no hace falta esperar a la primavera o el verano para poder disfrutar de una conducción a cielo abierto. Una experiencia, que curiosamente saben disfrutar mejor en las zonas donde las condiciones climatológicas suelen ser desfavorables.

En España, gracias a un clima más ameno, podemos disfrutar más tiempo de los descapotables. De hecho, es en verano, con las altas temperaturas de algunas zonas, conducir un descapotable puede convertirse en una tortura, sobre todo si lo hacemos a baja velocidad o por cuidad, donde el calor puede causar muchos estragos. Aun así, la solución es sencilla; busca una carretera abierta, pon el aire acondicionado y disfruta.

 

¿Estás interesado en recibir contenidos de este tipo? ¡Suscríbete a nuestro blog De Camino y no te pierdas todas las novedades del mundo del motor!

suscripcion-de-camino

Temas: coches descapotables

De camino...

Al trabajo, al cole con los niños, a tus vacaciones… a donde sea, te acompañamos con los mejores trucos, consejos y recomendaciones para sacar el máximo partido a tu coche. Los contenidos de utilidad elaborados por expertos en motor y movilidad sobre:

  • Mantenimento
  • Seguridad
  • Comfort
  • Ahorro
  • Tecnología del automóvil
  • Normativa legal
  • Tendencias en movilidad
  • Disfrute de tu vehículo
guia-restricciones-dgt
Guía de Reconocimiento Visual de tu vehículo
guia-compra-neumaticos

Suscríbete al blog

Últimos posts

Posts por temáticas

Ver todo