Climatizador, ¿en qué consiste y cómo funciona?

Publicado por De camino en 30/08/19 10:17
De camino
Encuéntrame en:

climatizador-coche

Todos conocemos esa sensación. Llega el verano, primer día de calor y el climatizador del coche no funciona. Sin lugar a dudas es una de las peores cosas que te pueden pasar en una jornada de abrasadora temperatura. ¿Te imaginas salir de vacaciones con los niños y no tener el climatizador en perfecto estado?

Todos conocemos el concepto de climatizador, pero ¿sabemos cómo funciona realmente? Pues vamos a descubrirlo y así familiarizarnos un poco más con este elemento del que solo nos acordamos cuando no lo tenemos.

EL ORIGEN DEL CLIMATIZADOR

Antes eso es bueno saber de dónde viene el climatizador. En un principio los coches no disponían de ningún elemento de refrigeración o climatización. El más primitivo de los sistemas consistía en grandes cantidades de hielo que mediante una corriente generada por ventilador enfriaba el habitáculo. El primer modelo en contar con un sistema de refrigeración moderno es el Packard de 1939, que en realidad disponía de un gran vaporizador que refrescaba el interior al accionar el control de un ventilador.

De ahí pasamos a aparatos y sistemas más modernos que, con el apoyo del motor de combustión, son capaces de generar una mayor capacidad de enfriamiento. Durante muchos años, fue un elemento poco escogido por los compradores por tratarse de un extra demasiado caro. Sin embargo, con el paso de los años, su uso se fue extendiendo a la par que se reducía el precio. A día de hoy es prácticamente imposible encontrar un coche que no lleve aire acondicionado de serie y, en muchos casos, ya se habla de climatizador. Una evolución del aire acondicionado tradicional.

El principio básico es el mismo para un aire acondicionado que para un climatizado, pero este último tiene una serie de ventajas que lo hacen más moderno y avanzado. Estas son tan claras como la posibilidad de escoger y mantener una temperatura constante en el interior del coche o incluso dividirlo en dos o más secciones, cada una de ellas con una temperatura diferente. Con el aire acondicionado es más difícil gestionar la temperatura del coche y, además, es menos automatizado a la hora de fijar un flujo y una dirección del aire.

CÓMO FUNCIONA EL CLIMATIZADOR DE NUESTRO COCHE

El módulo de climatización está compuesto por diferentes componentes:

  • Ventiladores
  • Manguitos
  • Válvulas
  • Evaporador
  • Filtros
  • Condensadores
  • Compresor

Todos ellos crean un circuito cerrado y contínuo por el cual transcurre el aceite del refrigerante y un líquido refrigerante de bajo punto de ebullición que se convierte en el elemento clave de todo el sistema y, sin el cual, no podemos disponer de una correcta climatización dentro del coche.

Cuando nosotros seleccionamos una temperatura a través del indicador del coche, el sistema ajusta los parámetros y actuará en consonancia con los requerimientos de los ocupantes. El compresor, conectado directamente al motor mediante una correa, comprime el refrigerante y lo calienta para enviarlo por un circuito de alta presión hacia el condensador que, a su vez, está conectado al radiador del coche. Este tiene la importante función de enfriar el refrigerante.

Una vez reducida la temperatura y con el refrigerante todavía en forma líquida y con alta presión, el flujo se dirige a una válvula de expansión que elimina parte de la presión acumulada antes de entrar en el evaporador. Aquí, una vez reducida la presión del circuito, el evaporador trabaja para que el líquido pase a estar en estado gaseoso a baja temperatura. Esto será lo que, finalmente, reciban los ocupantes del habitáculo.

En un punto del sistema, la corriente pasa por un filtro deshidratante cuya única función es quitar la humedad y las impurezas de un refrigerante todavía en estado líquido, que pueden causar serios daños a otros componentes del sistema de climatización del coche. Estos filtros actúan a la vez como acumuladores que se encargan de compensar las oscilaciones de presión dentro del sistema.

aire-acondicionado

Como ya hemos dicho antes, todo el sistema es cerrado. Por ello, una vez completado el proceso, el refrigerante vuelve al compresor para transformar el compuesto y reiniciar la transformación. Por ese motivo la vida útil del refrigerante es limitada ya que, ciclo tras ciclo, vamos perdiendo una pequeña cantidad y, por lo tanto, vamos perdiendo efectividad. Comúnmente reconocemos este defecto como una pérdida en la capacidad de enfriamiento del coche.

Conviene recordar que el climatizador o, en su defecto, el aire acondicionado, no es solo un elemento de confort de nuestro coche. También está catalogado como un elemento de seguridad ya que su buen funcionamiento genera un ambiente óptimo, ya sea en verano o en invierno, para que el conductor mantenga su atención centrada en la conducción. Así que desde aquí recomendamos acudir a un taller especializado una vez detectemos algún problema o algún fallo en el sistema de climatización de nuestro coche.

Como hemos mencionado, que el climatizador de nuestro coche esté en buen estado nos garantiza una conducción más segura. Si quieres conocer qué otros elementos son necesarios tener en cuenta para conducir con seguridad, descarga nuestra guía haciendo clic en la imagen de abajo. ¡Nos vemos de camino! :)

Descarga la Guía de conducción segura al volante de FirstStop

Temas: climatizador

De camino...

Al trabajo, al cole con los niños, a tus vacaciones… a donde sea, te acompañamos con los mejores trucos, consejos y recomendaciones para sacar el máximo partido a tu coche. Los contenidos de utilidad elaborados por expertos en motor y movilidad sobre:

  • Mantenimento
  • Seguridad
  • Comfort
  • Ahorro
  • Tecnología del automóvil
  • Normativa legal
  • Tendencias en movilidad
  • Disfrute de tu vehículo
guia-restricciones-dgt
Guía de Reconocimiento Visual de tu vehículo
guia-compra-neumaticos

Suscríbete al blog

Últimos posts