Cambio de la correa de distribución: cuándo realizarlo

Publicado por De camino en 28/06/19 8:50
De camino
Encuéntrame en:

cambio-correa-distribucion

La rotura de la cadena o la correa de distribución suele significar una avería de varios miles de euros, ya que un pistón en carrera ascendente puede golpear válvulas que se han quedado abiertas. Como no queremos eso, tenemos que preocuparnos del mantenimiento de la correa de distribución.

¿ES LO MISMO LA CADENA QUE LA CORREA DE DISTRIBUCIÓN?

Los motores modernos gasolina, diésel o de gas, sean híbridos o no, pueden utilizar bien correa o cadena de distribución. La diferencia es importante, ya que las correas necesitan mantenimiento y las cadenas, por lo general, no. Estos elementos sirven para sincronizar los distintos elementos del motor que son vitales para su funcionamiento:

  • Cigüeñal (pistones y bielas)
  • Árbol de levas (válvulas)
  • Bombas (de aceite y/o de agua)

Esta correa se compone de caucho, goma y un material de tensión como el nailon. Es, por tanto, un componente sujeto a desgaste. Cuando empieza a fallar puede coger holgura (pierde tensión) o deteriorarse alguno de los dientes o estrías. Nada de eso será bueno para el motor. Recuerda que, incluso realizando pocos kilómetros al año y en zona urbana, hay desgaste.

¿CADA CUÁNTO HAY QUE CAMBIAR LA CORREA DE DISTRIBUCIÓN?

El mejor consejo que podemos dar es que la correa de distribución sea revisada en los mantenimientos anuales o cada dos años -lo que diga el fabricante- para comprobar que está en buen estado: no debe haber grietas, ni brillos, ni el motor debe avisar de que algo no va bien.

 

correa-distribucion

 

En el manual de instrucciones se especifica un intervalo de kilometraje en el que la correa debe cambiarse de forma preventiva - nunca hay que esperar a que se parta - o un número de años que no se debe superar. Lo normal es que cambiar la correa en un plazo inferior a 10 años.

Como norma general, las correas pueden durar 60.000, 120.000 o 180.000 kilómetros. Cuanto más antiguo es el modelo la duración esperada es inferior. El kilometraje en zona urbana es como si fuese un 20% superior, ya que en las detenciones y los semáforos el motor sigue girando aunque no aumente el kilometraje.

Existen supuestos en los que el cambio hay que adelantarlo, ya que puede haber un desgaste acelerado de la correa de distribución y de las piezas que mantienen su tensión. Una inspección visual simple puede revelar grietas o que la correa está empezando a pelarse. En estos casos, un cambio a la mayor brevedad se vuelve imprescindible. También podemos recibir un aviso en forma de ruidos que antes no estaban -y que incrementan con la velocidad de giro del motor-, vibraciones, dificultades en el arranque o incluso la emisión de humo blanco. Si hay partes de la correa que tienen un brillo fuera de lo normal, puede haber algún defecto en el montaje o haberse perdido la alineación.

Factores como la temperatura exterior, la velocidad a la que se circula, la humedad… pueden influir en que una correa dure más o dure menos.

¿CUÁNTO CUESTA EL CAMBIO DE LA CORREA DE DISTRIBUCIÓN?

Esto depende mucho de cada coche. Aunque la correa en sí es un elemento relativamente barato, son precisas más o menos horas de mano de obra para retirarla, colocar la nueva y asegurar la correcta sincronización en función de cada vehículo. Además, cuando se cambia la correa de la distribución también hay que cambiar los rodillos y tensores. Además es muy recomendable -por no decir directamente obligatorio- cambiar también la bomba del agua.

Este último componente es vital para el correcto funcionamiento del motor, ya que garantiza el caudal de refrigerante que evita que el motor se sobrecaliente. Si la bomba de agua se rompe el motor se llevará un calentón pero, si se rompe el rodamiento de su eje, la correa perderá tensión y esto puede afectar a la sincronización, lo cual provocaría una avería aún más cara. Por lo tanto, lo mejor es cambiar la bomba de agua cuando se cambie la correa de distribución.

El precio de la operación completa suele estar entre 300 y 1.000 euros, aunque en algunos coches más exóticos el coste puede cuadruplicarse, todo depende de lo fácil o difícil que sea acceder a este componente para retirarlo y colocar uno nuevo.

Es vital no confundir la correa de distribución con la correa de accesorios. Esta última permite el funcionamiento de los sistemas auxiliares del motor. Su rotura no es catastrófica, pero conviene vigilar su estado y mantenimiento siguiendo la recomendación del fabricante.

Cualquier taller tiene la obligación de dar una garantía de tres meses o 2.000 kilómetros, como mínimo, tal y como indica el Real Decreto 1457/1986, de 10 de enero, artículo 16.b). Ese plazo puede ser superior contractualmente. Ante la menor duda de que la correa de distribución se haya montado de forma incorrecta, es fundamental volver y reclamar.

¿Necesitas comprobar algún aspecto más de tu vehículo? Descarga nuestra Guía de Reconocimiento Visual y descubre qué partes de tu coche puedes revisar por ti mismo.

Guía de Reconocimiento Visual del tu vehículo

Temas: correa de distribucion

De camino...

Al trabajo, al cole con los niños, a tus vacaciones… a donde sea, te acompañamos con los mejores trucos, consejos y recomendaciones para sacar el máximo partido a tu coche. Los contenidos de utilidad elaborados por expertos en motor y movilidad sobre:

  • Mantenimento
  • Seguridad
  • Comfort
  • Ahorro
  • Tecnología del automóvil
  • Normativa legal
  • Tendencias en movilidad
  • Disfrute de tu vehículo
guia-restricciones-dgt
Guía de Reconocimiento Visual de tu vehículo
guia-compra-neumaticos

Suscríbete al blog

Últimos posts

Posts por temáticas

Ver todo