Aparcamiento asistido: magia en el parking

Publicado por De camino en 17/01/20 11:48
De camino
Encuéntrame en:

aparcamiento-asistido-magia-en-el-parking

Es una de las maniobras más temidas a la hora de hacer el examen de conducir. Aparcar es una maniobra en la que se mezclan la habilidad, la técnica y la experiencia, que como ya sabes siempre suma un punto extra. Sin embargo el desarrollo de la tecnología en los coches modernos ha hecho que ya no haya nada que temer gracias al aparcamiento asistido. Cada fabricante lo llama de una manera diferente pero todos hacen lo mismo: aparcar el coche de forma remota sin necesidad de tocar el volante. ¿Magia? Veamos cómo funciona.

¿CÓMO FUNCIONA EL APARCAMIENTO ASISTIDO?

A día de hoy los coches son tan avanzados que son capaces de realizar tareas cotidianas de una forma completamente autónoma y sin necesidad de conductor. El aparcar es una de ellas. Gracias a un conjunto de cámaras, radares y sensores, además de un potente ordenador y una avanzada programación, los coches modernos son capaces de detectar un hueco y aparcarse con poca o ninguna ayuda por parte del conductor.

Para que entre en funcionamiento debemos indicarle al coche que estamos estamos buscando un hueco donde aparcar. Es entonces cuando los radares situados en los parachoques delanteros y traseros del coche entran en funcionamiento emitiendo y recibiendo ondas que le indican si hay o no, un espacio lo suficientemente grande como para meter el coche. Debemos ayudar al aparcamiento asistido indicando con el intermitente en qué lado queremos aparcar, y en algunos casos también indicar si el aparcamiento es en batería o en línea. Obviamente las medidas no son las mismas y el ordenador, aunque es avanzado, no sabrá distinguir entre una u otra forma a no ser que nosotros se lo indiquemos.

automatizacion-aparcamiento-asistido

 

¡Aleluya tenemos hueco! Primer paso completado. El coche ha detectado un hueco y ha comprobado que cabe en él. Lo siguiente que debemos hacer es seguir las indicaciones del coche poniendo marcha atrás. ¡OJO! Todos sabemos que la tecnología no siempre es fiable, por ello nunca debemos movernos sin estar atentos a todo lo que nos rodea. Está muy bien que el coche sea capaz de aparcar por sí solo, pero siempre debe hacerse con la mayor de las atenciones por nuestra parte. Dicho esto, con la marcha atrás engranada, es hora de soltar el volante y dejar que el coche haga su trabajo.

En la mayoría de los casos el conductor tendrá que realizar el juego de pies. Es decir, el coche controlará el volante pero será el conductor el que se encargue de los pedales. En coches más avanzados, particularmente automáticos, el programa es tan avanzado que ni siquiera se necesita trabajar sobre los pedales ya que el coche, en ese caso sí, aparcará de forma completamente autónoma. En todo momento el sistema nos irá dando información sobre la maniobra y en algún punto nos podrá indicar que cambiemos de marcha o que definitivamente paremos y pongamos el freno de mano porque su trabajo ha concluido.

¿Y para desaparcar? Pues en un principio los programas de aparcamiento asistido no contemplaban esta opción, pero con el paso del tiempo y la mejora de los sistemas ahora los coches más modernos también tienen esa posibilidad aunque no siempre es necesario recurrir a ella porque “si ha entrado, tiene que salir”. Leyes de la física.

Hay que decir que aunque suene futurista, el aparcamiento asistido solicita un hueco mucho más grande de lo normal para hacer su trabajo. Generalmente el sistema requiere de 15 centímetros extra por delante y por detrás. Eso significa que necesita de un espacio 30 centímetros más grande que nuestro coche algo que, si vives en una ciudad congestionada, sabrás que es un lujo que no siempre se tiene. Pero oye, que te quiten lo bailado como se suele decir.

el-futuro-aparcamiento-asistido

APARCAMIENTO ASISTIDO, ¿CUÁL ES EL SIGUIENTE PASO?

Estamos de acuerdo en que los coches de hoy en día son casi ordenadores sobre ruedas. La potencia computacional de un coche moderno es infinitamente mayor que la existente en la nave espacial que mandó al hombre a la luna. Pero por muy avanzado que pueda resultar el aparcamiento asistido, solo es un primer paso de lo que la industria planea para esta común tarea cotidiana. Hay más.

A día de hoy unos pocos coches seleccionados son capaces de aparcarse por sí mismos sin que el conductor tenga que estar sentado en el asiento. A través de una llave remota o desde el teléfono móvil se puede controlar la operación desde fuera como un mero espectador. Pero ahí no se acaba la historia. En unos años ni siquiera hará falta estar cerca del coche para que éste se aparque. La propuesta es que nosotros lleguemos a un aparcamiento, nos bajemos, y dejemos que el coche se vaya él solito a buscar un hueco donde descansar hasta nuestra vuelta. Suena a futuro lejano, pero está más cerca de lo que imaginamos.

¿Quieres recibir este y otros contenidos similares en tu correo? ¡Suscríbete a De Camino! 

suscripcion-de-camino

Temas: coche autonomo, aparcamiento

De camino...

Al trabajo, al cole con los niños, a tus vacaciones… a donde sea, te acompañamos con los mejores trucos, consejos y recomendaciones para sacar el máximo partido a tu coche. Los contenidos de utilidad elaborados por expertos en motor y movilidad sobre:

  • Mantenimento
  • Seguridad
  • Comfort
  • Ahorro
  • Tecnología del automóvil
  • Normativa legal
  • Tendencias en movilidad
  • Disfrute de tu vehículo
guia-restricciones-dgt
Guía de Reconocimiento Visual de tu vehículo
guia-compra-neumaticos

Suscríbete al blog

Últimos posts

Posts por temáticas

Ver todo